||| Jueves 6 de Diciembre ||| Mt. 7, 21. 24-27

El tiempo que vivimos, el Adviento, el comienzo del ańo litúrgico, es el momento propicio para poner los cimientos de una nueva vida; una nueva vida asentada sobre la “roca firme” que es el Seńor, así, todo lo que hagamos cobrará nuevo sentido y nuevas fuerzas.



Il tempo in qui viviano, l’Advento, l’inizio dell anno liturgico, é il momento giusto per incominciare una nuova vita, con una base solida, che é il Signore. Cosí, tutto ció che faremo, avrá un nuevo senzo e nuove forze.