Celebra la Navidad con un pesebre ¡A armar el pesebre!

 

El pesebre es una de las antiguas tradiciones que se celebran en la época navideña, los hay grandes, pequeños y puedes encontrarlos de cualquier material. El pesebre, cuya idea original se atribuye a San Francisco de Asís, gira alrededor de los sucesos bíblicos relacionados con el nacimiento del Mesías, desde la peregrinación de José y María pidiendo posada, hasta la llegada de los Reyes Magos el 6 de enero.

Las tradiciones

Tradicionalmente, María y José iban rumbo a Belén buscando posada. Después de tocar muchas puertas, un hombre les prestó su establo para que pasaran la noche. Mientras José juntaba un poco de paja para que María se recostara y pudiera descansar, en el cielo apareció una gran estrella: "la estrella de Belén". Muy lejos de Belén se encontraban Melchor, Gaspar y Baltasar, a los que conocemos como los tres Reyes Magos, fueron guiados por la estrella hasta la humilde morada donde nació Jesús y como presente para el niño llevaron incienso, mirra y oro.

¿De dónde viene?

La creación del pesebre se le atribuye a San Francisco de Asís, fundador de la orden Franciscana. En una Navidad, el santo italiano reprodujo en vivo (con personas y animales de verdad) el misterio del nacimiento de Jesús. La idea del pesebre se popularizó a través del mundo cristiano y después las personas y animales fueron reemplazados por figuras de barro, plástico, cerámica o cualquier otro material. Se cree que el primer pesebre data del siglo XV y fue construido en Nápoles con figuras de barro.

La tradición

En los países católicos, el pesebre se hace con réplicas en miniatura de la escena del nacimiento y a menudo se adorna con luces intermitentes. Y ahora unas cuantas tradiciones: Los primeros días se ponen las imágenes de San José, María, el burro, el buey, las ovejas y los pastores. El 24 de diciembre se pone la imagen del niño Jesús y el 6 de febrero la de los Reyes Magos. Un pesebre puede tener pequeñas casas, animales, lagos, bosques y un lugar especial donde se coloca el establo donde nació Jesús. Y no puede faltar la estrella de Belén.

El pesebre se puede armar desde el 16 de diciembre, fecha en la cual en muchos países empieza la tradicional novena de aguinaldos, hasta el 6 de enero, la Epifania, cuando los Reyes Magos llegan al lugar donde nació Jesús.